I+D+i Corazones estelares

!8 mm. f/3.5. ISO 400 30''. Delta Cephei

!8 mm. f/3.5. ISO 400 30”. Delta Cephei. Es la estrella del vértice derecho  del pequeño triángulo isósceles que está justo en  en el centro de la imagen, captada el  pasado 25 de octubre  a las 21:14 (Universal Time). Es el prototipo de una clase de estrellas variables, las Cefeidas,  de gran importancia para el cálculo de distancias en el Universo. Haciendo clic podrás ver la foto y ampliarla: entonces notarás que  las estrellas están algo desenfocadas. Puede que no sea una foto “bonita” pero es perfecta para fotometría.

icono_economia_competitividad                                                                                icono_educacion

CORAZONES ESTELARES

Fotometría y astrometría de alta precisión de estrellas variables pulsantes, binarias eclipsantes, asteroides y cometas, mediante el empleo de  cámaras fotográficas digitales.

Un proyecto I+D+i del IES Maestro Gonzalo Korreas.

Profesores participantes:

  • Mª Inmaculada Gómez Fuentes (Dpto de Inglés)
  • Antolín Redondo Maíllo (Dpto. de Orientación)
  • José Estévez García (Dpto. de Biología y Geología)
  • Jesús Manjón Sánchez (Dpto. Biología y Biología) COORDINADOR

 

Este proyecto se gestó unos  quince años atrás cuando impartía Taller de Astronomía en este mismo Centro. Constituye la Astronomía que hubiera querido enseñar. Los  medios modernos de hoy día lo hacen posible.  En realidad,  vio  la luz  durante los últimos días de “El Corazón Transparente”,  cuando, estimulado por los logros didácticos  conseguidos,  comencé a realizar pruebas de campo de viabilidad de la nueva investigación en una disciplina aparentemente no  relacionada con la fisiología cardíaca que nos había absorbido en los últimos meses. Lo cierto es que seguimos empeñados en investigar sobre el corazón… El de las estrellas.  Algunas de las cámaras que empleamos en esas primeras pruebas eran las mismas que habíamos utilizado con los microscopios.  Tan parecido y tan diferente.

 

Cualquier persona poseedora de una cámara réflex digital, DSLR (Digital Single Lens Reflex)   puede obtener bonitas fotos del firmamento nocturno. Aunque buena parte de los usuarios de estas cámaras lo ignoran, bastan unas nociones básicas y unos pocos ajustes realizados en el programa manual de la cámara para captar imágenes, a veces espectaculares, de las estrellas que pueblan nuestros cielos.  Es más, desconocen que son poseedores de un poderoso instrumento científico de medición de flujos de fotones que supera con creces las cámaras astronómicas digitales que empleaban los astrónomos profesionales y aficionados hace más de diez años.  La popularidad que las cámaras digitales, con sensor CMOS,  han experimentado en estos últimos ha estimulado la investigación y el desarrollo en este campo hasta el extremo de superar a las cámaras astronómicas, CCD (Charge Coupled Device),  en    la cantidad de fotones captados por Euro invertido. Hoy día estas cámaras de gran resolución (de 12 megapixels o más) y gran sensibilidad son baratas y están al alcance de presupuestos modestos.

Con estos dispositivos,  manipulados adecuadamente para tal fin, es posible utilizar el negativo digital (RAW)  de las imágenes estelares obtenidas  para, con el software  astronómico apropiado, medir la magnitud visual (V) de las estrellas fotografiadas.  Y esto se consigue con una precisión de 0,01 (a veces más con cielos despejados y limpios).  Esto permite que un astrónomo aficionado entrenado,  con tan modesto equipo, pueda estudiar  variaciones  de brillo de unas pocas centésimas, de estrellas variables u otros astros. Los observadores  más experimentados, evaluando a ojo,  sólo pueden registrar estas variaciones cuando son mayores  de 0,5 magnitudes.

Llamará a atención que no se haga  mención del empleo del  telescopio, instrumento emblemático en Astronomía. Realmente un telescopio de aficionado no es de gran utilidad si no se le acopla una cámara (CCD  o DSLR). Considero que su empleo no haría más que complicar las cosas y encarecería el proyecto. Las cámaras con sus objetivos  intercambiables serán nuestros telescopios.

En otro orden de cosas, la Astronomía es de las pocas ciencias  en las que las aportaciones de datos  de los aficionados pueden ser muy valiosas para los profesionales, a veces  notificando eventos raros de corta duración, descubriendo asteroides, cometas, etc.   Un ejército de  investigadores no profesionales, aunque diestros,  que, ahora armados con cámaras de prestaciones casi profesionales, es bien conocido por las Asociaciones Astronómicas nacionales e internacionales que estimulan a todos estos amantes de las estrellas a notificar eventos y mediciones para engrosar los bancos de datos que son analizados por los profesionales.  En nuestro país, la Asociación de Variabilistas de España (AVE) solicita la colaboración de ciudadanos para obtener datos de fotometría CCD de estrellas variables.  En USA la American Asociation of Variable Star  Observers  (http://www.aavso.org/), es la organización internacional más importante del hemisferio Norte para el estudio de estrellas variables. La AAVSO posee varios programas y secciones de observación astronómica  dedicados a  los astrónomos aficionados de todo el globo. Es más, tiene todo un programa dedicado a la fotometría DSRL  mediante el cual enseña qué estrellas fotografiar,  cómo realizar la obtención de las imágenes, cómo procesar y obtener la fotometría de los negativos digitales y cómo reducir los valores calculados para ser enviados a la AAVSO.

Queremos organizar en nuestro Centro, un pequeño equipo de alumnos amantes de la Astronomía para colaborar en este mencionado programa internacional de observación de estrellas variables. Pero somos ambiciosos y también intentaremos colaborar en programas internacionales semejantes relativos al estudio fotométrico DSLR de asteroides, cometas e incluso ¡exoplanetas! (planetas ubicados en otras estrellas), ya que la técnica de detección es muy parecida.

Quiero destacar que el proyecto I+D+i para estudiantes de Secundaria  que aquí presento es inédito en Extremadura, y posiblemente también en España.  Avanzo algo totalmente novedoso: daremos un paso más  en la popularización de la Astronomía y  haremos fotometría basada en cámaras  digitales compactas. Fotografías “bonitas” por su valor científico, al margen de su apariencia estética.

Jesús Manjón Sánchez